viernes, 30 de mayo de 2014

La tarde de "los pilares" en cinco fotos

1. Una coca cola, por favor. Lo más importante de la tarde de ayer no pasó en el ruedo. Y no porque no pasara (casi) nada, que también, sino porque fuera de la plaza estaban parte de los 1.253 trabajadores de cocacola afectados por el ERE de la gran marca de refrescos. Supongo que estaremos de acuerdo en que esto es mucho más importante que pegarle pases a un toro.
protesta-coca-cola

2. Buenas tardes. Talavante parece ser el que mejor anda de los magníficos. El que lo ve más claro. No cuento a Perera porque algo me dice que ellos mismos no lo consideran de su casta. Pero no tengo la menor base científica, ojo. Es una intuición.
Alejandro-Talavante-buenas-tardes

3. Manzanares. Creo que es absolutamente imposible que triunfe en Madrid. Imposible. Aparte, ayer había con él tres personas de prensa en el callejón. La frontera entre lo importante y lo accesorio se difumina.
manzanares-callejón

4. Castella. No me preguntéis por qué, pero este torero cada vez me cae mejor. Digo que me cae mejor, no que me guste más o menos.
castella-resumen

5. La gente. La gente, esa gente que espera horas para ver entrar a los toreros, que les entran sudores fríos cuando, por fin, llega su furgoneta. Los aficionados que siguen yendo a los toros cuando se acaba la feria, cuando la plaza se vacía de claveles. Esa gente se merece más de lo que recibió ayer a cambio de su ilusión, que es mucho más importante que el dinero de la entrada. Mucho. A los segundos, además, los profesionales tienen la manía de insultarlos cuando, atrevidos, protestan. Sin ellos Las Ventas sería un desierto fuera de feria. Hay que ver qué cabronazos.
que-viene-Manzanares

Algunas fotos más de la tarde en el Flickr. Muchas más en la web de Las Ventas.



miércoles, 28 de mayo de 2014

martes, 27 de mayo de 2014

La última novillada en cinco fotos

1. Gonzalo Caballero. Lo mejor de la novillada lo hizo él.
gonzalo-caballero

2. Y su apoderado.
apoderado-gonzalo-caballero

3. Román. Que tío tan simpático. Ayer no anduvo muy fino y lo reconoció. Ese es el primer paso para estar mejor el próximo día. Ojalá le vaya bien.
cogida-roman-2

4. La novillada mixta. Eso no podía salir bien. Y no salió.
Toro

5. Los banderilleros. Rara es la tarde que no nos llevamos un gran par o una buena brega. En la foto, Raúl Martí. Magnífico también, como siempre, Curro Robles. Los capotazos de Juan Navazo, un lujo.
raúl-martí

Alguna foto más de ayer en el Flickr.


domingo, 25 de mayo de 2014

La tarde de Perera en cinco fotos

1. El Juli. Sí, es raro abrir la tarde de Perera con El Juli, pero su vuelta a Madrid era, en principio, muy importante. Luego lo fue menos. Yo es que lo veo tenso en Las Ventas, que no es capaz de desarrollar lo que tiene. Que te puede gustar o no, pero está muy lejos del torero que se vio el otro día. Que sí, que ya, que el lote era muy malo.

el-juli-perera
El Juli se lo piensa en las tablas mientras Perera se prepara para lidiar el sexto

2. Manzanares. En Manzanares creo menos. Mucho menos. Me parece tan superficial. Como torero, digo. Fuera del ruedo que haga lo que le venga en gana. Faltaría más. No sé cuántas veces he hecho la foto de esta ceremonia suya, desde cuantos ángulos la tengo, con cuántas focales diferentes. Un día que me aburra haré una recopilación. Me parece un momento hermoso. Y como siempre va el tío tan bien vestido...

Manzanares-reza

3. Perera. Ahora sí, Perera. Dos orejas en el tercero que, supongo, saben a gloria. Yo no encuentro un pero que ponerle. Pero no me emociona. Que si era de dos o de una y media se preguntaba ayer la gente en Las Ventas. Ni idea. Ni a estas alturas importa lo más mínimo.

Perera-besando-las-orejas

4. Perera feliz. A punto de salir por la Puerta Grande, abandonando el ruedo de Las Ventas a hombros, todavía estable, sin ser atacado. Gran momento para un torero. Entiendo que el mejor posible.

perera-sale-del-ruedo

5. Perera zarandeado. Fueron tres energúmenos, no más. Querían, a toda costa, arrancarle la chaquetilla. Tiraban de ella con saña, con rabia. El objetivo era claro. Y premeditado, me temo. Fue muy raro. Muy feo. Sucio. Una pena. No había ni un policía alrededor, pero fue Perera quien pidió a la policía que le dejaran un poco de espacio, que quería contacto con la gente. Cuando cayó al suelo tuvieron que intervenir y ya pudieron llevarlo a la furgoneta.

Violenta, peligrosa, con malos modos y muchos golpes. Me sigue encantado hacer la Puerta Grande. Entiendo, sin embargo, a los fotógrafos que rezan para que los toreros que lo bordan pinchen hasta el infinito. La Puerta Grande es un asunto delicado.

perera-trata-d-elevantarse

Si os apetece ver alguna más, en el Flickr.

Y si queréis ver muchas más y los toreros toreando, en la web de Las Ventas.

viernes, 23 de mayo de 2014

Morante para Susana

Cuando Morante viene a Madrid yo dejo de ser el fotógrafo de Las-ventas.com y hasta el Manon de las fotos desenfocadas y movidas, el de la cámara estropeada. Cuando Morante viene a Las ventas yo soy el fotógrafo de mi amiga Susana y mi objetivo principal es tomarle al astro de La Puebla la mejor foto posible. Para ella.

Esta no la he publicado en la web y he conseguido sustraerla del barullo de las redes sociales porque es sólo para ella. Igual he perdido medio "follogüer", pero merece la pena.

morante-tablas

Susana es la más morantista que hay en el mundo. Dudo que su madre, la de Morante, lo sea más. Y por ella también tengo mi gota de ilusión cuando torea en (viene a) Las Ventas.

Lo que pasa es que cada vez queda menos ilusión. Me da la sensación de que cada vez hay menos verdad y más pose en el artista. Que me da el pálpito de que lo accesorio se ha ido convirtiendo en lo importante.

Y lo siento de veras porque a mí me gusta mucho ilusionarme.

miércoles, 21 de mayo de 2014

La (desgraciada) tarde histórica en tres fotos

1. Antonio Nazaré. "¿Qué tendrá esto que nunca te acostumbras?", se preguntaba un día de estos un banderillero en el túnel de cuadrillas, a punto de iniciarse el paseíllo. Qué tendrá que por más veces que vengan se les seca la boca, como a Nazaré en alguna de las imágenes. La respuesta me la dio no hace mucho otro banderillero: "Tiene que las caras aquí son de verdad, que sabes que te la vas a jugar. Que si vas a hacer fotos a otros sitios no te encuentras lo mismo que aquí". También su ilusión. Las ganas de que todo vaya bien. El triunfo para subir un peldaño, para acostarse esa noche sintiéndose el tío más feliz del mundo. La dureza del camino para llegar a ese triunfo. El toro en puntas, con poder y trapío; 23.000 personas, algo menos ahora, dispuestas a juzgar con lupa cada acción. A sacar escuadra y cartabón para medir la colocación a la hora de citar al toro, lo mismo da que sea un carretón que un mal bicho asesino. Igual pensaba en todo eso Nazaré. O igual en las docenas de fotógrafos que le estábamos haciendo, todos, la misma foto.

Seguro que lo que no pasaba por su cabeza fue todo lo que ocurrió después. A simple vista su parte médico parece el más leve de todos. Pero ojo con las lesiones de ligamentos. Ya tiene experiencia. Puede estar muchos meses fuera. Ojalá no.

antonio-Nazaré

2. David Mora. No puedo imaginar qué piensa alguien que recorre el camino que está haciendo David en la foto. Qué personas o situaciones pasaran por su cabeza cuando se echa de rodillas frente a la puerta de los chiqueros. El terror, sometido por el valor, cuando sale el toro, se para y mira al torero. El dolor brutal del choque, del pitón entrando en el muslo, arrancando la vena, dejando un charco en la arena. Espero que se recupere. Que se tome el tiempo necesario y que vuelva a salir por la Puerta Grande, la que buscó desde el primer segundo en la puerta de chiqueros.

Dice el doctor García Padrós que la cornada ha puesto en peligro su vida. Todos los toreros lo hacen en cuanto pisan la arena. La cornada no es más que la constatación brutal del hecho que da la gloria a los toreros, enfrentarse a la muerte. Y burlarla. Ese es el sentido de la fiesta de los toros. Lo demás son milongas.

david-Mora-porta-gayola

3. Jiménez Fortes. A mí esta foto me habla de responsabilidad. Jiménez Fortes llevaba en ese momento dos cogidas, todavía no habíamos visto que de la segunda ya salió con una cornada, pero él, sin duda, ya la estaba sintiendo. Desorientado, dolorido, asustado, se apoya en su mano izquierda para intentar levantarse del suelo. A esas alturas ya estaba como único matador en el ruedo. Todo dependía de él y apoyado en esa débil mano izquierda pone toda la fuerza que le queda en levantarse para continuar. Para terminar la lidia del segundo. Y luego la del tercero. Y la del cuarto, el quinto y el sexto.

No pudo ser. Entrando a matar a ese segundo sufrió la tercera cogida y la segunda cornada. Con el vestido destrozado y mucho dolor en el cuerpo cruzó el ruedo y llegó andando al burladero de los matadores, de donde sin una ovación se fue por su propio pie a la enfermería.

Jiménez-Fortes

martes, 20 de mayo de 2014

La segunda novillada en cinco fotos

1. Ayudados por alto. Me parece casi un suceso que una faena no termine con manoletinas, bernadinas o cualquier otra variante similar. Sólo por eso yo habría sacado a Francisco Espada por la Puerta Grande.
Francisco-Espada-ayudados

2. La oreja. Pero es que encima antes había toreado muy bien. A mí me gusto. Mucho. Reposado, tranquilo, haciéndolo (casi) todo bien. O queriendo hacerlo. Se tiró a matar de verdad y creo que no faltó mucho para las dos orejas. Que sí, que el novillo fue excepcional en el último tercio. Pero anda que no es difícil estar a la altura. Y más siendo novillero.
Francisco-Espada-oreja

3. Lama de Góngora. También estuvo bien. Y a Posada de Maravillas el sorteo le jugó una mala pasada, pero tampoco anduvo mal. Fue una buena tarde de toros.
lama-de-góngora

4. José Alberto Aponte "Candelas". Definición tangible de la expresión "asomarse al balcón". Jugándosela de verdad. Sin cuentos.
Candelas

5. Curro Álvarez. No figura como apoderado pero iba con Posada de Maravillas. Se oye a un banderillero aconsejar a otro de los novilleros: "Quillo, hay que sorprender, pásatelo por detrás o algo". La conversación que vino después entre Luis Álvarez, apoderado de Posada, y el protagonista de la foto tuvo su gracia. Una perla: "¿Pásatelo por detrás? ¿O algo? Pa que le va a decir que se toree. O que le pegue veinte naturales. ¿Pa qué?"
Curro-Álvarez

Ay, que hay una sexta pero no la puedo poner. Voy a cambiar el título de estas cosas. Se queda corto.


viernes, 16 de mayo de 2014

La vuelta de Ponce en cinco fotos

1. Buenas tardes. Esto debería empezar por la llegada en la furgoneta donde mucha gente, pero mucha, lo esperaba. O las docenas de fotógrafos que le apuntaban con sus cámaras en el momento de entrar al túnel de cuadrillas. Pero luego me paso y hay por ahí dos "picaos" que me riñen si pongo fotos de más. :-) Así que empezamos por el paseíllo.
Enrique-Ponce-buenas-tardes

2. Welcome back. Se le dio una ovación al romperse el paseíllo y él, educado que es, la recibió desde el tercio. Todo empezaba de buen rollo. Sin rencores.
ponce-2

3. Los primeros lances. A la verónica, para saludar a su primero, que fue el segundo porque Ponce no iba a torear, ni de coña, el primer toro. Ponce fue Ponce en todo. Para lo bueno y para lo menos bueno. Si ves la corrida al lado de "El Litri", gran amigo, entonces fue absolutamente superior. Pero eso es en una realidad paralela. 
ponce-3

4. Su ilusión. Se le veía contento, animado y con ganas. Yo lo recuerdo, en Madrid, más a disgusto que ayer. Por momentos parecía muy ilusionado. Parece ser que dijo al terminar que por él habría vuelto hoy mismo. Pues, mira, hueco había. 
ponce-4

5. Por bajo. ¿Cuántas veces hemos visto ese final en sus faenas? A mí me ha gustado ver a Ponce en Madrid. A ver, que no es que me gustara o me dejara de gustar lo que hizo, es que me gustó verlo en la plaza. Es uno de los grandes y es mejor para todos que esos grandes estén en la mejor feria. Y si pudiera ser más veces, mejor. No termino de entender a las figuras que se conforman con un paseíllo en una feria de 30 tardes. Es que no lo entiendo. 
ponce-5




jueves, 15 de mayo de 2014

Un Cristo de ida y vuelta

Cristo-Escribano-Padilla

Quinto de la [larga] tarde. Manuel Escribano, al coger los trastos para comenzar el último tercio, pide a Padilla que salga al ruedo para brindarle el toro. En la mano lleva un Cristo de oro. Como no había mucho que hacer, mandé la foto al patio de vecinos (Tuiter) diciendo que Escribano le había regalado un Cristo a Padilla.

En Tuiter, que se entera de todo, enseguida algunos seguidores del perfil de Las Ventas empezaron a contarnos la historia del Cristo que yo, obviamente, no conocía. Aquí la cuenta, por ejemplo, Mundotoro.

Resulta que Padilla le había "prestado" ese Cristo cuando Escribano estaba en la UCI después de una grave cogida y le pidió que se lo devolviese una tarde importante en la que torearan juntos.

Ayer fue la tarde. Importante para Escribano, sí, pero totalmente intrascendente. Así que hoy, en lugar de cinco fotos, con esta estamos "arreglaos".

Hay algunas más en el Flickr. Poca cosa, unos retratos y ya.

Gracias a Alfredo Sevillano, Esther, Portal Taurino, Félix Hernández y Maestro por sacarnos del error.


miércoles, 14 de mayo de 2014

La tarde de Fandiño en más o menos cinco fotos

1. La estocada sin muleta. Mal empezamos. No salen las cuentas. Aquí ya hay más de cinco fotos. Habrá que contar esto como una. Un anécdota esto de matar sin muleta. Como decía alguien una portagayola. Pero a lo bestia. Yo creo que una buena estocada, como la del primero, le habría dado la oreja igual. Rondando incluso las dos. Pero esto es el toreo y los impulsos cuentan. A Fandiño le quedan dos tardes y se la jugó de verdad. Con fuegos artificiales, pero de verdad. La parte de poner los muslos y no dar un paso atrás ya la había hecho. Nada que reprochar. ¡Faltaría más!
fandiño-serie-estocada

2. Juan Pedro Domecq. Salió buena, otra vez, la de Parladé. Que sí, que en el caballo no fue gran cosa, pero en el último tercio, de mucha nota. También es verdad que algo pasa en los días "grandes" que se le coge alergia a la suerte de varas. Con esta foto ya van nueve. Hoy no cumplo.
juan-pedro-domecq

3. El Cid. Manuel, por Dios (o por Alá, que es más demente), vuelve. O vete, pero así no quiero verte. Yo insisto: lo mejor de la primera década de este siglo en Las Ventas es de El Cid. ¿Podrá recuperarse?
El-cid-al-final

4. El medio toro. Eso es lo que se espera algunas tardes con determinadas ganaderías. Ayer ese se quedó en casa.
toro-barrido

5. La Puerta Grande. Andrés ya le ha hecho un poco de poesía a esta foto, así que sólo voy a añadir datos técnicos. Facilona, una Puerta Grande facilona. Quiero decir queno fue muy dura para nosotros, no que Fandiño no la mereciera, ojo. Vamos a ver en la de esta tarde. O en la del viernes de Fandiño. O cuando salga alguna de las figuras. Hablando de figuras, un poco de demagogia barata: Fandiño lleva, con muchos menos años de carrera, las mismas puertas grandes que "El Juli". Y una más que Morante. Por poner un par de ejemplos. A ver cómo acaba la cuenta al final de la feria.
Fandiño-y-Niña

Si os aburrís, hay alguna foto más de ayer en el Flickr.

Si os aburrís mucho, podéis ver lo que va de Feria.


martes, 13 de mayo de 2014

La cuarta en cinco fotos

1. El salto. Parece que no pasó ayer otra cosa en Las Ventas. Cientos de RT y gente que decía que era una gran foto. Esta mía o cualquier otra similar, que las hay a patadas. Y no, es una foto sin más mérito que el estar ahí. Guapa habría sido una hecha desde ahí del salto, pero esa creo que no existe. A mí me pilló "de excursión" en la grada. El "Entre toro y toro"... Que no es una excusa, que lo más seguro es que tampoco la tuviera porque nos sorprendió a todos.
salto

2. Román. "Menudo polvorilla", pensé al verlo en el túnel de cuadrillas. Tiene cara de travieso y no paraba de moverse. ¡Era imposible hacerle un retrato! Y luego salió a por todas, con unas ganas y una disposición admirables. "En novillero" que se dice. Pero así debería salir hasta el matador más veterano. Con algo más de reposo, eso sí.
román-a-la-gente

3. Garrido. Otro con muchas ganas. Hacía tiempo que no recordaba a alguien tan activo, que no perdonara nunca una oportunidad de hacerse presente. Pero creo que tuvo mala suerte. La novillada fue complicada para toreros que aún están por hacerse. También hubo sus rachas de viento. Todo el mundo apostaba por él. Yo me quedé con ganas de verle. Como a Diéguez, que es un torero que me gusta.
quite-garrido

4. Antonio Ferrera. Desde el "banquillo" de los apoderados. Junto con "El Tato" tiene en sus manos la carrera de José Garrido. Nervioso toda la tarde, como un tigre enjaulado. Tuvo dos detalles sensacionales. Uno con el operario herido. Fue el primero en ayudarle. El otro conmigo. Con su permiso me lo guardo. Un crack.
antonio-ferrera-manos

5. Jesús Díez "Fini". El novillo se le vino encima con violencia y sin temple alguno las dos veces. El banderillero puso dos pares, sobre todo el segundo, estupendos. Se desmonteró.
El-fini

En Flickr hay alguna foto más de ayer, por si os aburrís.



lunes, 12 de mayo de 2014

Pedro Iturralde y Ángel Otero

pedro-iturralde-iluminado


Desde antes del paseíllo estaba claro que Pedro Iturralde era el elegido de la tarde. Uno de ellos al menos.

iturralde-3


Pedro siempre va así hacia su lugar en el ruedo, con la vara agarrada con elegancia y montando con orgullo, torería y la humildad necesaria para saber que cada día hay que darlo todo. Eso, lo de la humildad, la responsabilidad, se nota en el rostro.

pedro-iturralde


Ayer su jefe le dejó largo al cuarto y él lo citó levantando la vara, sin hacer muchos aspavientos, dando el pecho del caballo.

puyazo-iturralde


El toro se arrancó con alegría, los aficionados bramaron también con la misma alegría, y Pedro Iturralde señaló el puyazo en el momento y el sitio preciso.

iturralde-2


Después se agarró a la montura, pegó un puyazo medido y recibió la sonora ovación de un público agradecido al que le gustan los tres tercios.


Así dos veces.

Ángel-Otero-túnel

Y qué decir de Ángel Otero, banderillero de oro que circula, sorprendentemente, por cuadrillas de toreros modestos. En su cara, como en la de Iturralde, la responsabilidad de estar bien una tarde más. Y eso, para él, es mucho.

ángel-otero-cita-2

Se encara con el toro, llama su atención. Se deja ver.

ángel-otero-cita-1

Se perfila y arranca para iniciar el cuarteo.

Ángel-Otero

Junta los palos, se cuadra en la cara. Siempre. En el primer par.

ángel-Otero-segundo-par

Sin ventajas. En el segundo.

Ángel-Otero-salida

Y sale, si se puede, dándole el pecho, toreando, y andando despacio.

ángel-otero-saluda

El final obligado es este. Ángel Otero saluda para recibir una ovación que es un enorme "gracias" por llenar de torería cada momento de la lidia.


P.D.: Hacía tiempo que no me salía una cosa así. Pero es que estos dos ayer lo hicieron muy bien. Y da gusto.