jueves, 10 de marzo de 2011

World Press Photo taurino

Hace unas semanas se hicieron públicos los World Press Photo de 2011, los más prestigiosos premios de fotoperiodismo del mundo.



Yo pensé que la cosa saldría a bombo y platillo en todos los portales taurinos, pero no. Sólo lo he visto en algunos blogs (ejemplo1, ejemplo2, ejemplo3) que Gustavo Cuevas, veterano fotógrafo de EFE, logró el segundo premio en la categoría de deportes con una foto taurina. ¿Deportes? Sí, deportes es para WPP, en realidad, algo así como "acción".

¿Cuál es la foto premiada? Pues la foto taurina más publicada del año en la versión de Gustavo o en cualquier otra: la cornada de Julio Aparicio en Las Ventas.

Curiosamente, esta foto en ninguna de sus versiones consiguió el premio de fotografía de Taurodelta, que fue a parar a manos de Luis Vega por una foto de la cornada en la que, paradojas, no estaba la cornada. Hubo cierto debate entre los fotógrafos que, si este premio nos hubiera pillado en temporada, se habría avivado aún más. La tesis fundamental es algo como "¿pero si esta foto vale para el World Press como no va a valer para el premio de Taurodelta?". Cuando se concedió el premio de la empresa de Las Ventas la foto, por supuesto, coleccionaba portadas en todo el mundo. Poco más tarde otra versión, la del gran Domingo, de Botán, también obtuvo un importante premio (que ahora no encuentro).

¿Y yo qué pienso de la (muy leve) polémica? Pues que tanto el premio de Taurodelta como los no taurinos están la mar de bien dados. La foto de Luis Vega sugiere la cornada y nos lleva a todos a ese momento de angustia sin necesidad de volver a verla. Es una gran foto, una magnífica elección para un concurso taurino que pretende premiar las fotos que mejor resuman lo más importante de la feria. La otra foto, la de la cornada de verdad, es carne de este tipo de premios. Es impactante. A quien la vea por primera vez le va dar un vuelco el corazón, que es lo que ocurre con muchas de las obras premiadas, que apelan a otros sentimientos para provocar la misma emoción.

Ustedes, ¿cómo lo ven?

1 comentario:

Artamir dijo...

Para mi, la foto premiada en el certamen World Press Photo tiene algo de "voyeurista".
Cierto es espectacular en la medida en que nos mete en medio del drama. Pero excita nuestra curiosidad malsana... El instante es terrible y quizás también humillante para el torero.
En este sentido, la foto ganadora del Premio de Fotografía Taurodelta, sin perder su aspecto dramático, sugiere mas que enseñe el drama que acaba de tener lugar en la plaza.
En resumen, tiene mi preferencia.