lunes, 24 de marzo de 2008

Fernando Cepeda, apoderado

Fernando Cepeda

Lo admiré como torero. Sin que Perera me vuelva loco, como apoderado me da la impresión de que no lo está haciendo mal.

Perera, al fondo Cepeda

Me gustan las miradas de Cepeda y de su poderdante. La de Perera está perdida, pensando quién sabe en qué. El apoderado mira la luz al final del túnel de cuadrillas. No hace tanto que él estaba ahí vestido de luces. Tiene que ser curioso el cambio.

Perera, al fondo Cepeda

Variaciones sobre el mismo tema.

Fernando Cepeda

Lo que no se le puede negar es pasión mientras sigue las faenas de su pupilo. Nunca le vi torear a la verónica con tanta tensión.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

grandes fotos pelegrín

el anónimo de hace un tiempo

bruno dijo...

Fernando Cepeda un apoderado de la sombre para un torero que quiere el sol