martes, 18 de mayo de 2010

Domingo Navarro

domingo-navarro

Creo que sus compañeros, todos, podrían ir haciendo una colecta para ponerle un monumento a este pedazo de banderillero. Si normalmente su presencia es notable, ayer fue abrumadora. Impresionante tarde de Domingo.

De la novillada ya está dicho todo. Hay toreros que dicen que no deberían existir novillos como esos mientras el público opina que no debería existir el 90% de lo que se lidia; periodistas que dicen que esto es la involución (de forma peyorativa) y otros que eran novillos para el toreo de otro tiempo (involución también, pero sin ser peyorativa) y que dejarían el escalafón en perfecto estado de revista si salieran más reses como éstas.

¿Y a vosotros qué os parece? ¿Un Castella, por ejemplo, habría podido con ellos? ¿Y El Juli? ¿Qué habría hecho Esplá con reses como estas?


5 comentarios:

Oscar dijo...

Yo lo que no concibo es cómo un novillero (todavía no es ni matador de toros) al que en la primera plaza del Mundo, en la Feria más grande de todas (que debería dar gracias al Cielo por hacer el paseíllo al menos una tarde) que ese novillero, después de 3 avisos 3 se descuelgue haciendo declaraciones del calado “estas ganaderías no debería ni existir” y “que el busca una tauromaquia de plasticidad ”(sic).
Flaco favor hacemos a la Fiesta, flaco favor.

Oscar dijo...

Perdón, me corrijo: flaco favor se están haciendo ellos mismos, los novilleros y los que les asesoran.

manon dijo...

Pero muy flaco. Que ese chico diga eso de la "tauromaquia de la plasticidad" es un atropello.

opastor dijo...

Lo he comentado en otros blogs y lo vuelvo a decir aquí.

Igual que la carcoma que está pudriendo el campo bravo es la falta de casta, la que está pudriendo a matadores de toros y de novillos es el desconocimiento del rudimento más importante de su profesión: la lídia.

Uno puede estar más o menos airoso delante de sus toros, pero cuando los novillos se adueñan de la plaza y se van DOS vivos, lo que falta es saber lidiar.

Los muchachos se acostumbran a no tener que lidiar (esta asignatura debe haber salido del plan de estudios de las escuelas de tauromaquia) porque el "toro artista" bobalicón y sin contenido alguno no precisa ser lidiado... y claro, se encuentran con un toro/novillo encastado y resulta que no saben que hacer.

Por otro lado, la actitud de Chaves, diciendo que esas ganaderías no deberían existir, autenticamente lamentable. La única manera de aprender y mejorar es reconocer los propios fracasos y aprender de ellos. Echar la culpa al "empedrado" de tu propia incapacidad no conduce a nada.

Tabacoyoro dijo...

Por si os interesa conocer un poco más de Domingo, os dejo entrevista que hice para mi blog.

http://lacomunidad.elpais.com/tabaco-y-oro/2010/3/14/entrevista-domingo-navarro-torero-vive-su-profesion

Un saludo