viernes, 28 de enero de 2011

La Fundación Xaley en la revista AR

Nº 112 de la revista AR
Para verlo en grande y poder leerlo, pincha sobre la foto

Cositas de las que me ilusionan. El último número de la revista AR publica un reportaje con fotos de un servidor y textos de Mar Moreno.

Las fotos son lo de menos. Valen porque la gente que aparece en ellas vale, nada más. Lo bueno es que con la pasta del reportaje más el 30% de los derechos de autor del libro se pondrá la base de un fondo para microcréditos en la ciudad de Diourbel.

diourbel-01
Sede del grupo base de Diourbel

Diourbel es una región bastante pobre pero muy poblada. Su escasa riqueza proviene del cultivo del cacahuete (son pequeñitos, nada grasos y están que te mueres de buenos). En sus calles no hay mucho asfalto y sí un montón de tierra que levanta un polvo que te reseca la boca junto con los treinta y cinco o cuarenta grados habituales. Diourbel tiene también un fabuloso grupo de jóvenes afiliados a la asociación de Jóvenes Trabajadores, apoyada por Xaley. De verdad que aquello es lo que está un paso más allá del fin del mundo. Senegal no es, ni de lejos, el país con peores condiciones de África, pero en cuanto te sales de las rutas más transitadas y de las ciudades que visitan/visitamos los turistas las cosas cambian mucho. Es gratificante ver su ilusión, su empeño y  lo que han levantado de la nada. Su coordinador es una joven estrella del fútbol local que llegó a estar en la categorías inferiores de la selcción nacional. Es divertido pasear con él por Diourbel. Se tarda media hora en avanzar 200 metros. La fama es lo que tiene.

diourbel-05
Dos de las chicas del grupo base

El siguiente paso para la asociación es ese programa de microcréditos. Con dos mil euros, por ejemplo, se pueden conceder diez créditos que ayuden a levantar un pequeño negocio a uno de esos jóvenes. Cuando se devuelven, al cabo de un año, los créditos se entregan a otros diez jóvenes. Así hasta el infinito porque la tasa de devolución de los préstamos, con intereses mínimos o casi sin ellos (depende de si el fondo necesita o no personal extra que los gestione), es muy cercana al 100%. Para la concesión de los créditos hay que tener un mínimo de años en el programa, alfabetización en francés y, sobre todo, cálculo y presentar un proyecto viable. La mayoría de los beneficiarios son chicas aunque, casualmente, en Diourbel hay mayoría de chicos en el grupo.

¿Funcionan los microcréditos? Sin duda.

Lo bueno de la Asociación de Jóvenes Trabajadores y de los microcréditos no es sólo el efecto inmediato para el beneficiario, sino el ejemplo y el estímulo que este aporta a su comunidad que ve que ellos también pueden acceder a mejores condiciones de trabajo.

diourbel-10
Esta chica y otra compañera se forman en un taller mecánico que tiene un acuerdo con la Asociación para formar jovenes

En este último viaje entrevistamos a muchos de estos jóvenes para realizar un vídeo de promoción de la Fundación Xaley. Es extraordinario oír como ninguno de ellos tiene como meta enriquecerse. La mayoría, todos diría, quieren montar su negocio para poder, en él, enseñar a otros jóvenes que en un futuro puedan seguir sus pasos. Por supuesto, también para prosperar, pero ninguno habló de hacerse rico y todos, sin embargo, sí lo hicieron de ayudar a la comunidad. No me cabe ninguna duda de que eran sinceros. Esa falta de individualismo es una diferencia fundamental de la sociedad africana, de la que yo conozco al menos, con la occidental. No se trata de caer en la postura naíf de que aquello es un paraíso y esto un infierno decadente, pero sí es para pensárselo.

diourbel-28
Una de las escuelas que el proyecto mantiene en Diourbel. Modesta, ¿eh?

Si queréis echar un cable para ese fondo, pasaos por la web o el blog de Xaley donde tenéis formas de contacto con ellos. O mandadme un correo o un comentario a mí si lo preferís.

Os enlace un PDF con el post del blog de Xaley en el que se habla de los avances en el proyecto de Diourbel.

Sobre el individualismo y otras historias: Binta y la gran idea, un corto de Javier Fesser, merece mucho la pena y, como mínimo, os sacará una sonrisa.

diourbel-30
Salida de la escuela a las afueras de Diourbel. Entorno urbano tipo Senegal.

Hay unas pocas fotos más de Diourbel en Flickr, pero el viaje, fotográficamente, un desastre, oigan. O grabas vídeos o haces fotos, pero las dos cosas...

1 comentario:

Noelia Jiménez dijo...

Muy buen trabajo. Muy buen repor. Y muy buena iniciativa.