jueves, 7 de junio de 2012

La Puerta Grande de Talavante

talavante-pg-10

Me ha echado un señor la bulla en el tuiter porque he dicho que esto es peligroso. Me ha dicho que lo que tenía era que estar contento porque esto es el toreo.

Por partes. Estoy contento. Lo he dicho mil veces, me gusta hacer la Puerta Grande. Me parece la culminación redonda de una tarde de toros (no entremos a la discusión, por favor, de si ESTA Puerta Grande es o no justa, que eso es otra cosa). Es, casi, por lo que vamos a los toros. Me parece, además, un momento emocionante. Me gusta hacer la Puerta Grande.

Segunda parte. Eso no quita para que sea peligroso. Vamos, que no es incompatible. Hay gente que lo pasa muy mal en estos fregaos. Y público que lo pasa mal. Y toreros, como Talavante hoy, que lo pasan mal (aunque les compense, claro). Y, seguro, hasta policías que lo pasan mal. Le he dado muchas vueltas al asunto y tampoco encuentro una solución. Algunos compañeros dicen de poner unas vallas. No lo veo, la Puerta Grande es la gente tocando al torero, al héroe. Sin el público se queda en nada.

Seguiremos, pues, pasando fatigas con los triunfos de los toreros. Ojalá mañana toque otra vez. De verdad.

A Talavante le han destrozado el vestido y ha caído al suelo un par de veces. Aquí os dejo algunas estampas.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

En pocas fotos se ve a Talavante "gozando" realmente su triunfo. Qué cara de miedo!
Buenas fotos, eso sí, como siempre.

Saludos,
Malineño (desde Bélgica)

manon dijo...

Fue muy dura. Y a Talavante lo maltrataron. Eso sí, con mucho cariño.

Andrés Verdeguer Taléns dijo...

Para mi es un locura. Y una falta de respeto. Eso, destrozarle el vestido de torear, no es pasión. A mi, que todavía me escapo de vez en cuando a ver alguna salida por la puerta grande, lo de Madrid es histerismo que no encuentra razón de ser. La admiración y respeto al héroe en su salida por la puerta grande, es otra cosa. No veo ni cariño y sí mucho desatado que se debe haber visto muchas procesiones en esta vida.

No me gusta.

Elena G. dijo...

A mí tampoco me gusta... La admiración es mirarlo y no ser capaz ni siquiera de rozarlo. Se ha puesto de "moda" y es horroroso. Y encima hay que oir a los comentaristas decir que si la admiración, que qué bonito, que la gente cómo quiere llegar al torero... NO!! Grandes fotos, eso sí!!