domingo, 9 de noviembre de 2008

Es domingo. Y no hay toros en Las Ventas

Aficionados

Estos aficionados son, de marzo a octubre, los primeros que veo, todos los días, en el patio del desolladero cuando entro a la plaza. Todavía falta una hora para que empiece la corrida. ¿Qué harán ahora los domingos por la tarde? A uno de ellos me lo encontré un día en un cine de la Plaza de los Cubos. Tuvimos una agradable charla. De ese ya tengo alguna pista.

Aficionado

A este no lo conozco, pero su expresión es bastante melancólica. La foto es del 12 de octubre, que fue mi última tarde del año. A él se le iban acabando también los toros y parecía tristón.

Aficionados esperando el apartado

¿Y la afición de por las mañanas? Esa también existe y se pone a la cola para entrar al apartado a eso de las diez y media (el apartado empieza a las 12).En verano es muy agradable, pero en el principio y el final de la temporada, no tanto.

Aficionada impenitente

Pero, sobre todo, ¿y ella? Es la aficionada que más horas le echa a la plaza. Sin duda. Creo que todos los que vamos habitualmente a Las Ventas la conocemos. Su día de toros daría para un post (largo) completo, pero tampoco hay que abusar.


1 comentario:

rfa dijo...

Pues yo conozco a uno de ellos, seguro que los domingos por la tarde fuera de temporada pasa las horas leyendo ensayos de lingüística...