domingo, 24 de agosto de 2008

Ba-lon-ces-to


Maravilloso partido de la Selección. Sin palabras. Hace 24 años unos niños universitarios nos pegaron una paliza. Hoy, 12 de los 20 ó 30 mejores jugadores del mundo las han pasado putas para ganar a un equipazo.


Navarro terminó llorando después de su mejor partido, no ya de los Juegos, sino de toda la temporada. Ha demostrado quién es. Lo de Rudy no se puede describir, su mate delante de la mole de Dwight Howard es la foto que me habría gustado hacer. Pau, tremendo. Se ha peleado con el mejor pivot del mundo y le ha metido más de 20 puntos.

Felipe Reyes y Jiménez son dos tíos con un coraje enorme. Estupendos Berni, Raúl López, Garbajosa, Marc y Mumbru. Lo de Ricky Rubio es caso aparte. Ese chico se va a comer el mundo dentro de un par de días. Lástima la ausencia de Calderón. Con él, las veces que nos hemos puesto a cuatro y hemos fallado ataques, igual no nos habríamos precipitado.

Qué gozada.

Fotos: AFP, tomadas del diario cultural por antonomasia.

2 comentarios:

laopcionb dijo...

Enorme partido, enormes jugadores. Ha faltado poquito; quizás, como dices, con Calderón habría sido otra cosa...

canaveralito dijo...

Aunque en Colombia eran las 3am del domingo, no pude dejar el partido de basquet hasta la chicharra final. Y es que el juego que propuso la selección española fue fenomenal.

Una medalla de plata que vale oro para los españoles. Felicidades