martes, 9 de septiembre de 2008

El imperio del terror

Nº 3, Virutoso (aunque el señor que estaba detrás de mí se empeñaba en leer repetidamente Virtuoso), cárdeno oscuro, 495 kilos, nacido en enero de 2005, de la ganadería de D. José Joaquín Moreno Silva.

Este es el responsable del terror que se vivió en Las Ventas el pasado domingo. Otras fuentes apuntan a que la responsable real fue la impericia de los novilleros y sus cuadrillas.

Este utrero, manso como el demonio, sembró el pánico en el ruedo durante los largos minutos que duraron los dos primeros tercios. Arrolló tres veces al galo Camille Juan (que se lo puso a huevo, la verdad) y luego a Valentín Mingo, que después de los tres avisos se llevó, encima, una paliza.

Después de este segundo trompazo las cuadrillas se replegaron todas al burladero de matadores mientras el novillo campaba a sus anchas por la arena. Moreno Muñoz, único novillero en pie en esos momentos, se quitaba el mochuelo de encima y se hacía el longuis esperando la recuperación del director de lidia, que aguardaba, sentado en el estribo, a que se le pasara el mareo.

A partir de ahí, todos los novillos tuvieron para los de luces la consideración de marrajoshideputasesinos y no se dieron cuenta de que, al menos vistos desde arriba, todos embistieron con pastueña nobleza a la muleta. Incluído el protagonista de este post.

Para mí, lo que pasó el domingo en Las Ventas fue que se lidió una novillada seria, con comportamientos dispares (alguno un tanto extremo) que no acostumbran a verse y que les cayó justo a los menos indicados. Si los lidiadores hubieran sido toreros expertos con recursos, otro gallo habría cantado. Los revisteros y "portaleros" abogan por la quema inmediata de este ganado y la instauración total del "juampedrato". En mi opinión, más corridas como esta le darían mucha vitalidad a la fiesta. Y como hacer demagogia es gratis, si además las mataran las "figuras", mejor todavía.

Las fotos (algunas, claro, hay muchas más de otra gente), están en Las-ventas.com

El sábado lidió Partido de Resina. En otro aire, fue lo mejor que le recuerdo a este hierro desde el siglo pasado. Algunos novillos fueron magníficos en el último tercio y otros apretaron en el caballo. También los hubo blanditos, pero se ponían en pie enseguida en lugar de, como acostumbraban, quedarse echados en la arena pidiendo que los dejaran tranquilos. Esperanzador. El de la foto es el tercero, posiblemente el mejor de la novillada.

También hay fotos de estos, que a mí se me parecen cada vez más a lo de Santa Coloma. ¿Y a vosotros?

4 comentarios:

jabonero dijo...

Pues que les hagan un estudio genético como ese del que han hablado tanto algunos ganaderos y nos digan si se ha refrescado esta ganadería o no, más que nada para seguir manteniendo la esperanza o perderla definitivamente.

Y sobre la otra novillada, pues eso, acostumbrados a la borreguez y al sota-caballo-rey, en cuanto los sacas de la rutina no saben lo que hacer.

giakkomo dijo...

Y más si se las dan a novilleros q torean tan poquísimo.

Anónimo dijo...

Hola ARTISTA(en mayusculas)
estoy interesado en comprarte bastantes fotos.
¿Cómo puedo ponerme en contacto contigo?
vivo al lado de Ventas
saludos
LUIS

manon dijo...

Gracias, Luis, por las mayúsculas. Me parece una exageración, pero te la agradezco. Siempr egusta que exageren así.

Escríbeme para lo que quieras a manon.fotos@gmail.com

Saludos
Juan