miércoles, 22 de octubre de 2008

Un objeto de mercado

José Tomás en una bolsa

José Tomás en una bolsa, como una compra cualquiera.

El procesado es manifiestamente agresivo porque la imagen me resulta desagradable. Será cosa mía, que soy muy raro.

1 comentario:

Jorge dijo...

No eres raro a mi tambien me resulta desagradable,morboso,ect...


Tienes razon en lo de Don Cesar Palacios fu eun fallo imperdonable

Un abrazo