viernes, 25 de enero de 2008

Un derribo

Derribo

No había traído aquí ningún derribo todavía, al estilo de esos tan buenos que ponen en "Campos y ruedos" (pero sin llegar a su altura).

Este lo ocasionó un toro de Concha y Sierra, el 21 de mayo de 2003. Las crónicas que he consultado no dicen nada de él, así que supongo que sería un despiste.

Torearon Joselito, Manuel Caballero e Iván García.

La razón por la que no he puesto más es bien fácil: desde el puesto de fotógrafos de Las Ventas, justo detrás del caballo, se cogen francamente mal.

Nota a conciencia: Lupimon ha dejado un comentario de mucho valor a este artículo. Par darle la relevancia que merece, lo pongo en esta nota. Ya decía yo que el derribo fue una casualidad.

Para tu archivo, Manon, te doy algunos datos de mis notas y que puedas completar tu información de ese festejo. Fue una corrida vergonzosa anunciada de “Toros de Cortés” (2ª ganadería de Victoriano del Río) de la que luego, tras el baile de corrales, sólo quedaron dos por lo que no pudo tomar antigüedad. De los dos que salieron, el 4º, llamado “Convenido”, fue devuelto por inválido y el 5º, “Condor”, debió seguir el mismo camino. El sobrero, "Descarado", de El Torreón, encastado, noble y aplaudido (no bravo, se salió suelto y se echo al morir) fué el único digno de la tarde. Los otros 4 de Concha y Sierra mal presentados, en escalera (de 510 a 600 kg), descastados, nobles, borregos, dentro de lo que algunos llaman “toro-artista” o sea, “no-toro”. El de la foto es el 6º, "Fiscal" de nombre, con muy poca cabeza y afeitado como los otros (sospechoso de pitones dirían los periodistas). Fue fuerte al caballo y por arriba, y derribó, pero nada más y luego otra varita de la que se fue suelto y en la muleta nada de nada por ningún pitón, parado y arrancándose a arreones, que nadie piense, por la foto, que fue un toro bravo. Lo mejor de la corrida un corte al caballo de puerta, precisamente a ese toro, por Manolito Deliz (cuando lo normal ahora es meterle en el caballo) y un buen par de Yesteras. Otro Dato: Ivan García, que por cierto banderilleó sin pena ni gloria, sustituyó a Eugenio de Mora. Mi resumen de la corrida fue de dos palabras: ¡Qué vergüenza!

5 comentarios:

ventero666 dijo...

Por la foto parece que por lo menos si que es un derribo y no que el caballo se haya tumbado por los delirios de la droga al notar el toro como en los tiempos de la anterior cuadra de caballlos.

A lo mejor tienes alguno de cuando hacías las fotos desde la escalera del dos, que tiempos aquellos.

manon dijo...

Era en la del uno y sí, qué tiepos aquellos. Menos mal que pasaron. De aquella época, fue sólo un año, no guardo nada, porque lo que tenía no hacía fotos, sino hologramas. No vale nada. Una pena.

Lupimon dijo...

Para tu archivo, Manon, te doy algunos datos de mis notas y que puedas completar tu información de ese festejo. Fue una corrida vergonzosa anunciada de “Toros de Cortés” (2ª ganadería de Victoriano del Río) de la que luego, tras el baile de corrales, sólo quedaron dos por lo que no pudo tomar antigüedad. De los dos que salieron, el 4º, llamado “Convenido”, fue devuelto por inválido y el 5º, “Condor”, debió seguir el mismo camino. El sobrero, "Descarado", de El Torreón, encastado, noble y aplaudido (no bravo, se salió suelto y se echo al morir) fué el único digno de la tarde. Los otros 4 de Concha y Sierra mal presentados, en escalera (de 510 a 600 kg), descastados, nobles, borregos, dentro de lo que algunos llaman “toro-artista” o sea, “no-toro”. El de la foto es el 6º, "Fiscal" de nombre, con muy poca cabeza y afeitado como los otros (sospechoso de pitones dirían los periodistas). Fue fuerte al caballo y por arriba, y derribó, pero nada más y luego otra varita de la que se fue suelto y en la muleta nada de nada por ningún pitón, parado y arrancándose a arreones, que nadie piense, por la foto, que fue un toro bravo. Lo mejor de la corrida un corte al caballo de puerta, precisamente a ese toro, por Manolito Deliz (cuando lo normal ahora es meterle en el caballo) y un buen par de Yesteras. Otro Dato: Ivan García, que por cierto banderilleó sin pena ni gloria, sustituyó a Eugenio de Mora. Mi resumen de la corrida fue de dos palabras: ¡Qué vergüenza!

manon dijo...

Mil gracias, Lupimon. Agrego tu información al artículo, que ahora estará mucho más completo.

bruno dijo...

con humilidad et un aficion
foto extra :la lucha entre el caballo y el toro