miércoles, 12 de septiembre de 2007

Mano a mano Frascuelo y Pauloba

Frascuelo y Luis de Pauloba

Así, como idea imposible, se me ocurre que igual sería bonito cerrar la temporada de Las Ventas con un mano a mano entre estos dos toreros con una ganadería decente. No digo de campanillas, simplemente decente. A mí me gustaría y estoy por asegurar que hasta me emocionaría.

La cosa no es tan tonta como pueda parecer. Si la memoria no me falla, este año los aficionados han sacado a saludar al romperse el paseíllo a tres toreros. Uno fue César Rincón y los otros dos los protagonistas de esta campaña a fondo perdido. Por algo será.

Frascuelo y Luis de Pauloba

Si hacerlo para cerrar la temporada es demasiado acelerado, ¿por qué no para abrir la de 2008? El cartel no iba a molestar a nadie. Antes bien, se le iba a dar un caprichito a la afición de Madrid, unos setenta en total, que son los que acuden incansables, se programe lo que se programe, desde marzo a octubre. Digo yo, que se merecen un premio.

Luego, si los toros dan un juego más o menos bueno y ellos están como La Chata, que se retiren o que se queden confinados para siempre en el infierno del agosto venteño. Pero si aprovechan algo que fuera una verdadera oportunidad, no lo de los últimos años, que les rente, que se haga saber al orbe taurino de su torería.

8 comentarios:

javier dijo...

Deben estar reseñando una corrida de Murteira....

sol y moscas dijo...

gracias por tus fotografías...

manon dijo...

Muerteira, Sepúlveda, El Sierro... todas "de garantías".

Sol y moscas: Gracias por pasar a verlas.

mingorri dijo...

eh! Manón ¿qué has fumao? Más ideas brillantes y serás defenestrado.

manon dijo...

Tío, no me digas que no sería chulo.

Anónimo dijo...

Me apunto como loca a ese mano a mano, y nada de para la temporada que viene, sino para rematar la presente en premio a los aficionados de Madrid. Sí, seguro que se cuenta con tiempo para organazar la corrida, pues lo taurinos son los reyes de la improvisación.

La condesa de Estraza

mingorri dijo...

Le ponemos la corrida del corazón partío. ¿Cómo puede la Afición elegir entre menta y canela? el valor de lo cualitativo, entre tanta mediocridad numérica (que si el escalafón, que si las orejas cortadas, que si...la madre que los parió!!) Una verónica de Pauloba, así, y tos llorando. Un cite en la distancia del tío Frasco, y huele toda la plaza a torero. Ay! nostalgias, malo mula.

manon dijo...

Por mí encantado: toda la plaza con el pañuelo en la mano para secarse las lágrimas. Cuánto más valdrán esos pañuelos que los que se ondean sin ganas para cortar orejas.

Vosotros, que tenéis influencias, a ver si le dais bolilla y nos ponen este cartelazo.