lunes, 1 de octubre de 2007

Tres o cuatro naturales en lugar de un saco de orejas

Toro de Núñez del Cuvillo

A mí me parece que la corrida de Núñez del Cuvillo fue para que tres toreros "normales" le hubieran cortado un saco de orejas. La cualidad que sobresalió fue la nobleza, pero alguno se empleó con cierta codicia y creció durante la lidia. El tercero, por ejemplo, o el cuarto, que es el de la estampa.

Uceda Leal

De los tres el que puso más empeño en torear fue Uceda Leal; en algunos momentos lo consiguió. A la foto, buen ejemplo de manipulación positiva, me remito. Dos o tres de sus naturales no encuentran muchos a los que compararse en esta temporada: largos, muy largos.

Uceda Leal

También se adornó con gusto, pero, por desgracia, sufrió demasiados enganchones que, dependiendo de quien los perpetre, son la cumbre de la tauromaquia o borrones que estropean una faena de dos orejas dejándola en una. Los enganchones de Uceda pertenecen a la segunda especie. Una pena, porque su toreo y la gente que lo espera (se vio en la vuelta al ruedo) se merecen una faena completa de este hombre. Ahora, la intensidad de esos buenos naturales fue tanta, que yo no sé si íbamos a aguantar treinta iguales. Las estocadas, como siempre. Es asombroso.

Lázaro Carmona

Tuvo su gracia el inicio de faena. Uceda se arrebató y le dio al toro diez o doce pases seguidos obligándolo bastante(los aguantó como un señor). Su apoderado, Lázaro Carmona (el de la foto) se desgañitaba diciéndole que se fuera del toro y, alternativamente, jaleándole los lances. Me cae bien este hombre. Le tiene pasión a su torero.

Matías Tejela

Matías Tejela tuvo un toro de lío de gordo y otro de lío, simplemente. Hizo algunas cosas buenas, pero, en general, anduvo bastante mediocre. Se fue muy enfadado porque cree que le robaron una oreja de su primero. A mí me parece que él solito perdió al menos tres. En la plaza me gustó más que ahora que lo he pensado un poco. Tengo que dejar de pensar (si es que alguna vez lo he hecho).

César Jiménez

Con César Jiménez pondré un nuevo ejemplo de manipulación fotográfica mostrando uno de sus cites. Así, la verdad, no se puede. Lo raro es que ni él ni su entorno parecían entender por qué protestaba la gente. Al hilo de lo de las fotos, reconozco que no tengo ninguna buena de Jiménez. La verdad, la mía, es que estuvo muy mal.

11 comentarios:

Costillares dijo...

La envidia me corroe, yo quiero hacer esas fotos.

Enhorabuena por estas y por todas.

Un admirador.

manon dijo...

Pero hombre, es que Uceda no da esos naturales para cualquiera. Anda que no tuve yo que pedírselos por favor.

Gracias, amigo Costillares, pero no se merecen. Los pases están ahí, con las cámaras modernas es un pecado no sacarlos. Los cites fueracacho, también.

el papa negro dijo...

Cumbre Manon: Creo que hay dos fotos que explican la tarde por sí solas.
1. El buen toreo al natural de Uceda y
2: "La caja roja de Nestlé" de los toros de Cuvillo a los que se le caian las orejas.
( Solo falta una de las buenas estocadas de Uceda).
Matias sigue de apostol "adoptivo" pero fuera del colegio apostólico.
Lo de Jimenez mejor lo dejamos por ejercer la caridad cristiana.Ví la cara de Joselito que era un poema.
Repito mi admiracion.

Anónimo dijo...

El cuarto toro fue bravo, pero bravo de verdad, y Uceda estuvo muy por debajo de él.

la condesa de Estraza

numeritos dijo...

Señora Condesa, es verdad que fue una faena de altibajos, como apunta Manon, pero hubo momentos de toreo excelso.

Enhorabuena por las fotos Manon.

Anónimo dijo...

Señor Numeritos, me he limitado a decir que Uceda estuvo muy por debajo de ese bravísimo toro de Cuvillo. Ni altibajos ni pollas en vinagre, ese toro fue de lío, pero de lío gordo, gordísimo.

La condesa de Estraza

manon dijo...

Sí, como lo fue el tercero. Lo que pasa es que como uno es muy parcial, pues en este caso prefiere quedarse con los naturales y con el inicio de faena, que le salieron a Uceda bien bonitos. Obviamente, el toro era para haber firmado 80 corridas para la temporada que viene nada más terminar.

Seguiré esperando porque un tío que da esos naturales alguna vez en su vida tiene que cuajar un toro de principio a fin.

Jose A. Sencianes dijo...

Hola, soy uno de tus lectores, de esos que no dejan comentarios pero que te siguen cada semana. Alucinantes las fotos, sobre todo la del Jiménez... (es coña)... en serio, me encantan tanto las fotos como los comentarios. Un abrazo de un incondicional que vive a la vera de los Pablo Romero.

Anónimo dijo...

Hey, que yo no he dicho que Uceda sea mal torero, sino que estuvo por debajo del toro. Pruebas tengo que demuestran que es uno de los tíos, para mi gusto, pelín frío, eso, sí, que mejor hace el toreo. ¡Y esa espada! De hecho, fui a la plaza precisamente para verlo a él. Lo cual no evita que, insisto, yo opine que estuvo muy por debajo del toro de Cuvillo. Seamos objetivos, señores, que a alguno de ustedes lo encuentro lleno de prejuicios, de piñón fijo. Exacto, si Ignacio cuaja ese toro hubiera firmado 80 corridas para la temporada próxima, luego estamos de acuerdo, ¿o no?

Me gustaría saber que pasa por la cabeza de Uceda Leal a propósito de lo que debatimos, lo mismo le da la razón a servidora siempre que hablara con el corazón en la mano.

La condesa de Estraza

numeritos dijo...

Yo creo que estamos todos de acuerdo. El toro cojonudo y Uceda por debajo del toro, pero pegando unos muletazos extraordinarios. (

Ahora, Señora Condesa, vaya boquita tiene. Con esta nobleza no me extraña que estén quemando retratos de Su Majestad a diestro y siniestro.

manon dijo...

Pues sí, si eso es el título del artículo. Ayer tres toreros tenían que haberse subido al carro de los importantes para el año que viene y lo único que pasó fue que seguimos teniendo ganas de ver a Uceda. ¿Por debajo? Claro. ¿Los tres naturales? Acojonantes, enteros, enganchando bien delante, haciendo girar al toro alrededor de él y terminando detrás; toreando, vamos. ¿Las estocadas? De esas ya lo sabemos todo salvo el secreto para que se tire con tanta clase (y puntería).