martes, 29 de julio de 2008

Éramos tan jóvenes (III): Enrique Ponce

Sí, ya sé que este no es (casi seguro) uno de los toreros favoritos de los 23 lectores de este blog, pero como también parece que no va a volver a Las Ventas, se me ocurre que es un buen candidato para continuar esta serie.

2001. 8 de junio.
ponce-2001-06-08

2002. 31 de mayo.
ponce-2002-05-31

2003. 22 de mayo.
ponce-2003-05-22

2004...
¡Horror! Un terremoto informático sacudió mi archivo en 2006. Uno de los damnificados fue Enrique Ponce, cuyo único día en la feria de ese año quedó aniquilado. Sin duda, una gran pérdida para Enrique Ponce. Todavía la está superando.

2005. 23 de mayo.
ponce-2005-05-23

2006. 20 de mayo.
ponce-2006-05-20

2007. 24 de mayo.
ponce-2007-05-24

2008. 21 de mayo.
ponce-2008-05-21

Y aquí lo tenemos, al salir de la plaza,diciendo adiós con la manita en la que, posiblemente, fuera su última tarde en Las Ventas.
ponce-adios

Digo yo que le daría un poco de pena, ¿no? ¿Y a vosotros?

¿Le vais a echar de menos el año que viene?


14 comentarios:

jabonero dijo...

Yo me acuerdo de la tarde de Lironcito.

Anónimo dijo...

Lo que hace el dinero: este tío iba para calvo bola de billar como su hermano y mirad cómo ha aguantado. El pelo le flojea por la parte de la frente, pero ahí sigue.

jabonero dijo...

Las subvenciones oleícolas de la UE dan para mucho, hasta para injertarse pelo.

giakkomo dijo...

Servidor no lo va a echar mucho de menos , sobre todo por como ha desaprovechado su talento en fin que le vamos a hacer.
Saludos del Nº24.

Jorge dijo...

Bueno respeto siempre le tendre por que quien se pone delante de un toro lo haga bien o mal siempre lo tendre pero bueno que se le hechara mas de menos por las "disputas"que suele montar

Costillares dijo...

no le voy a echar de menos, pero menos lo va a echar el, una lástima un torero que pudo a ver puesto esto bocabajo y se ha dedicado a sestear, los afortunados que alguna ocasión lo hemos visto torear(servidor en una ocasión) lamentamos que tantisimo talento torero se haya diluido entre tanta falta de competencia y tan poca hambre de gloria

Anónimo dijo...

Yo, hombre, echarlo de menos pues más bien no, lo que si echo de menos ya es el tiempo que ha pasado desde que lo vi debutar como novillero en Sevilla, de blanco y oro, hasta la fecha y a algunos amigos aficionados que me acompañaron en aquélla ocasión y que ya no están, cuando oigo algo de la retirada de Ponce siempre se me viene a la mente aquel día y el comentario que me hizo uno de los que me acompañaban: "Torear no se si toreará, pero el niño sabe más que un ratón", y tenía razón.

Oselito.

uno de quismondo dijo...

Ponce lleva varios años diciendo que ya nos lo ha demostrado todo en Las Ventas y que por eso viene solo a una tarde. ¿Todo? Por ese engreímiento, no le echaré de menos. ¡ Solo tres salidas a hombros en veinte años!Y debe cuidarse su frontal porque clarea y no precisamente como el de Chenel. ¡A éste si le echamos de menos!

Juan Antonio dijo...

Yo simplemente me acuerdo de una frase en estos momentos " Otros vendrán que bueno te harán" o algo así.

laopcionb dijo...

¿Y él? ¿Echará de menos venir a Las Ventas?

Opsen dijo...

Yo he venido echando de menos a Ponce por décadas, cada vez que lo he visto actuar en Madrid, y en lugar de ver a ese torero con talento y con condiciones, he visto a la figura ventajista de siempre. Por lo visto, el aldabonazo de Lironcito fue un accidente y el verdadero Ponce es el otro. Por mí que ése no vuelva más.

manon dijo...

Ya me imaginaba yo que este no era nuestro torero. De él va a quedar lo del Lironcito y poco más. Hace un par de años, con un toro fiero y un poco cabrón de Pereda no estuvo mal, nada mal.

Si le apretaban y a él le apetecía parece que podía ser un gran torero. Su camino, por desgracia, ha tenido pocas apreturas.

Josephine dijo...

Pues yo si le voy a echar de menos.

Mas bien por el juego que nos ha dado para discutir in fin en el post corridum que por sus tardes apoteosicas, eso si.

jabonero dijo...

Pues yo, con permiso de Manon, voy a contar una anécdota de la primera vez que lo vi. Por aquel entonces, uno de toros andaba muy muy justito (no quiero decir que ahora entienda), pero serían de mis primeras corridas. En Navas de San Juan, junto a mi padre y mi abuelo.

Mi padre: Papá, ¿has visto cómo se pone?

Mi abuelo: Hijo, lo que he visto es lo bien que se quita.

Hala, dicho queda.

Y una última cosita, la pena que hemos tenido con este torero es que no haya necesitado más para hincharse de ganar dinero, una lástima porque hubiera dado mucho más de si.

Perdón a todos por el rollazo.