viernes, 22 de mayo de 2009

Decimoquinta. juampedros

Toro de José Vázquez

Este toro que abre el post es uno de los sobreros de José Vázquez. Lo normal habría sido poner uno de Juan Pedro, pero sólo el último se pareció a un toro de lidia y a su hora había una luz muy fea. Las razones de la elección de la imagen del sobrero son, pues, puramente fotográficas. La única virtud de los titulares fue la nobleza. De la casta, el poder o la fuerza no se tuvieron noticias. Los dos sobreros no mejoraron las notas.

Morante de la Puebla

Pero, claro, llega un momento en que todo eso, no voy a decir que dé igual, pero sí que pasa a un segundo plano (ya oigo las voces pidiendo mi excomunión). Y es que este Morante, a quien en otras temporadas no le llegaba la camisa al cuello, está impresionante. Todo le vale, siempre quiere y en cualquier momento te sorprende con un ramalazo de torería. Yo creo que ha sido su mejor actuación en Madrid. Al menos la que más me ha convencido a mí porque lo veo enormemente capaz. Está para torearse él solo toda la feria y sus coletazos. Me encantaría verlo con todos los toros buenos que salieran a partir de hoy. Creo que no va poder ser.

Morante de la Puebla

Entre que el ángulo de todas sus verónicas ha sido el peor para el burladero y mi propia impericia, he pegado un petardo bueno fotografiando su toreo de capote. Espero solucionarlo en la Beneficencia.

Morante de la Puebla

Todo lo ha hecho con torería. Desde liarse hasta la salida de la plaza. Aquí vuelve al callejón después de la clamorosa vuelta al ruedo. Magnífica estampa, ¿no?

Manzanares

Manzanares no ha tenido toros y así es muy difícil plantarle cara a Morante (que tampoco los tuvo, es verdad).

Manzanares

Sus mejores momentos, unas chicuelinas de inspiración paterna (según mi compañero de burladero). Seguimos esperando.

Ruben Pinar

Ruben Pinar debió de pensar cuando le ofrecieron esta confirmación que era un sueño. Pues sí, pero podía convertirse en lo que le ha pasado esta tarde. Después de torear Morante, es casi imposible que te hagan caso. Más si tu toreo es diametralmente opuesto al de Morante. Lo peor es que encima te caiga el mejor toro y la gente pase los veinte minutos de su lidia pensando: "¿Y si le hubiera tocado a Manzanares?". No te digo nada si lo llega a pillar Morante.

5 comentarios:

Pedro Bravo dijo...

Yo es como si hubiese visto la luz: ha estado hecho un torero el tío. Por cierto, las verónicas las ha dado de mi lado (esta vez) y tengo una foto en la cabeza de la última media que no se me va a borrar fácil. Por cierto bis, fotón el del puro. Cuando llegue Susa a casa lo va a flipar. Pero todavía le queda.

Oscar dijo...

Hasta ayer lo mejor que veía de Morante eran tus fotos.
Ahora ya sé qué forma tiene un pellizco.

Jorge-George Olmos dijo...

Ayer si alguien pensaba que Morante era ese torero del que todo el mundo hablaba bien pero no lo veias solo a pinceladas,Ayer se vio lo que es que es Puro Arte,solo ver como lloro al terminar fue emocionante e increible.Si mata a la primera uy madre mia.

Pd.por favor cuando salgas en la tele sonrie,jajaja,estabas detras justo cuando entrevistaron sino me confundo a Ruben Pinar,jejeje

Gloria. Murcia dijo...

Roto Morante... y rota mi alma que sigue cosida a los vuelos de su capote. Hoy día de resacón.
No te preocupes, Manon, hay cosas que no se pueden explicar, ni siquiera con imágenes fijas... Besitos desde Murcia.

Susana dijo...

¿Qué voy a decir yo, madre mía? Sólo que, desde ayer, me entiendo mejor con muchos de los que me acusaban de ser una ciega apasionada del morantismo, porque ya han visto al torero de mis entretelas. Y sí, soy una apasionada de Morante. Pero tengo mis razones, razones que la pasión no entiende ni puñetera falta que le hace.
Gracias de nuevo, Juan. Y gracias a todos los amigos con los que compartí esa maravillosa tarde de toros. Susana