sábado, 10 de mayo de 2008

Capítulo II: El Fundi

fundi

"El Fundi" se comió ayer con patatas a dos chavales que tienen veinte años menos que él y a un toro bravo. Para el relato de su tarde os remito a Lupimon en Taurofilia, que lo cuenta estupendamente. Siento no tener buenas fotos de la estocada al cuarto.

fundi-2

¿Cómo puede ser que fuera el único de la terna que intervino en quites? No perdonó ninguno de sus turnos. López Chaves y César Jiménez, que como todos sabemos ya lo tienen todo hecho en el toreo, debían de pensar que era un marciano. En ningún momento se les ocurrió imitarlo.

fundi-3

Como es normal, se fue así de contento. Echó una buena tarde, demostró solvencia y salió dos veces al tercio a saludar. La primera de ellas hubo algunas protestas. Vale, tal vez fueran justas, pero aplicando ese baremo a los otros dos espadas habría que haberlos sacado de la plaza a gorrazos.

cesar-jimenez

César Jiménez anda fatal y López Chaves... López Chaves no anda, se trastabilla malamente.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

En el cuarto me da la impresión de que pudo haber estado mejor, pero la verdad es que era muy difícil andar como anduvo de "fácil" con toda la corrida, que entraba en la muleta moviendo la cara en todo momento. Aunque creo que su balance de saludos en ambos es correcto, porque los estoconazos que dejó y el recibo al cuarto fueron lo mejor de la tarde.
Con las banderillas en cambio estuvo flojito, se salva un poco el último par, y lo de sus picadores es para hacerselo mirar...
Respecto a sus compañeros de terna...es para pensarselo ¿no?
Un saludo¡¡¡¡

el papa negro dijo...

Manon: No he encontrado una foto medio qué de la estocada de Fundi al cuarto... y puede ser la estocada de la feria.
¿Alguna razon para esa extraña unanimidad?

manon dijo...

Pues, Eminencia, la única razón que yo tengo para no tener mi foto es que el ángulo para el burladero de fotógrafos fue pésimo. A la mayoría de los que publicamos habitualmente en Internet trabajamos allí, así que supongo que la razón para todos es la misma. Es una pena, pero a veces pasa. Si hubiera otro burladero en otro sitio, unos la tendrían y otros no. Llevamos años pidiéndolo. Naturalmente, como el que oye llover.