lunes, 26 de mayo de 2008

Frascuelo.

frascuelo 1

Con esa cara se puede ser pocas cosas más que torero. Me encanta hacerle fotos. Creo que nos pasa a todos.

frascuelo 2

Al romperse el paseíllo, los "delincuentes" del siete le ovacionaron. Es que son unas bestias insensibles, ya se sabe. Saludó desde el tercio. Leve inclinación hacia el siete. Fin del saludo.

frascuelo 3

Sabía lo que se jugaba. Con casi 60 años su temporada, su carrera y su sueño con la de Cuadri. Encima remendada. Tiene tarea.

frascuelo 4

Y como un adolescente impaciente, no perdió el tiempo. Empezó doblándose por bajo con torería. Cómo si no.

No vimos la media. No encontró el momento. Tenía que haber sido más tarde, con el cuarto.

frascuelo 5

Una tanda con la derecha. Me pareció que el toro desperdigaba un poco la vista. Vamos, que se iba enterando.

frascuelo 6

La siguiente con la izquierda. Hay figuras a las que les cuesta media temporada pegar un natural. A veces toda si hay que rematarlo bien atrás. Lo normal, si al final consiguen darlo, es que no sea a un toro como éste. Ni de coña. Cierto es que también las hay, El Cid, que los dan por docenas.

frascuelo 7

Frascuelo se queda un poco descubierto y el toro le pega dos cornadas, como los boxeadores noquean con dos golpes. El primero para romper la guardia y el segundo para tumbar al rival en la lona. Me parece que no es la primera vez que un torero se va a la enfermería con una cornada en cada pierna de un toro de Santa Coloma. Los pesos mosca son más rápidos y certeros golpeando. Se acabó el sueño. Definitivamente, nos quedamos sin la media.

frascuelo 8

El toro hizo por él en el suelo. Debió de ser por eso de la casta.

Nota: la foto del pitón calado en el muslo ya la habéis visto todos. Está en los portales. Me parecía innecesario volver a ponerla.

frascuelo 9

Israel Lancho, Rafael González, Raúl Adrada y el monosabio Luis Durán se lo llevan a la enfermería. Fin del sueño.

Siempre duele fotografiar una cornada. Pocas veces tanto.

2 comentarios:

josephine dijo...

Pues si, parte el alma. De verdad.

Anónimo dijo...

joer, que rabia¡¡¡ Despues de pedir el mano a mano, las ganas que tenia de ver a este torero, lo bien que rodaba todo, se le veía feliz tras los pases inicales, y la gente estaba con el, y ¡pum¡ se estropeó todo. Espero que vuelva y tenga más suerte, aunque ya escuché a alguien que decía que posiblemente no vuelva, esperemos qeu no
un saludo¡¡¡